Casualidad???

Asian couple on beach

Per Montserrat Baduell Latorre

Aquella mañana Julia hizo las mismas cosas de siempre. Se levantó, se tomó el primer café con leche del día, se arregló y marchó rápidamente hacia al trabajo. En el metro, las mismas personas, afinadas como sardinas, intentaban leer, jugar al Candy Crush, o, simplemente, dormitar durante el trayecto que les llevaría a la misma rutina de cada día.

También como siempre, en cuanto bajó del transporte público, se dirigió al bar situado al lado de la oficina para tomar el segundo café con leche. Este acompañado de un croissant recién hecho que Cristina, la camarera, le habría reservado. Sigue leyendo

Anuncios

La novela romántica de ayer y de hoy

cn_image_size_fifty-shades-of-grey105088827Esta comunicación se propone, en primer lugar, establecer relaciones entre la novela rosa de Corín Tellado durante la década de los 60’ en España y un modelo de novela sentimental actual; Cincuenta sombras de Grey. En segundo lugar, planteará si el modelo narrativo actual ofrece un modelo femenino verdaderamente actualizado o si este sigue siendo nocivo para las lectoras.

Este primer modelo narrativo está vinculado a la posguerra española y, al haber sido estudiado a fondo, se le atribuyen unos objetivos sociológicos concretos. Las lectoras se veían invadidas por un romance sustentado en una relación de desigualdad, donde el protagonista masculino –misterioso, rudo y serio- está dotado de más experiencia vital y sexual que ella, y por lo tanto, tiene el deber de protegerla, de educarla y de introducirla en el amor físico.  La protagonista femenina -delicada, frágil, sensible, supeditada al amparo masculino y anhelante de ser rescatada- colma al héroe de cuidados maternales y responde a sus enseñanzas amatorias introduciéndole en la gestión de sus emociones, ya que el protagonista masculino no es más que un adolescente o un niño desde el punto de vista emocional.

A través de estos arquetipos, Andrés Amorós demuestra que la novela consigue proyectar los sueños de las lectoras, ya que estas se encuentran con una visión idealizada de sí mismas, se identifican con la protagonista y sufren con ella, hecho que provoca que su espíritu crítico quede adormecido. Peinado Rodríguez y Anta Félez defienden que, a través de este modelo narrativo, la lectora sentía que adquiría un espacio propio. Teniendo en cuenta que se trata de publicaciones de posguerra, momento en el que el matrimonio era la única aspiración digna de toda mujer, no es de extrañar que se le diera un tono femenino para que ella creyera que algo le pertenecía. Según Francisca López, esta lectura también “aporta una serie de fantasías a las que la mujer se acogía para olvidar una existencia carente de sorpresas.”Sin embargo, ¿están realmente superados estos arquetipos viciados de la novela sentimental de posguerra?

Sigue leyendo

La candidata

Trappist-1— ¡Ding, dong!

— ¡Hola! ¿Qué haces aquí? — dijo Víctor con cara de sorpresa.

— Ya me han convocado. Me marcho mañana. — contestó Marta.

— ¿Tan pronto?

— Sí. Ya te dije que esto iría así. La selección ha durado más de un año y llevamos 6 meses esperando para que nos convoquen.

— ¡Qué locura, Marta! ¿Esto quiere decir que es el último día que te veo? ¿No te veré nunca más?

Sigue leyendo

L’Antoni

broken-heart-Lion-LambL’Antoni va deixar un buit molt gran a l’oficina. Tothom li trobava a faltar l’endemà de la seva sortida. La professionalitat i eficiència amb la que feia la seva tasca. El domini de varius idiomes; francès, angles, castellà i català, li proporcionà un ascens a l’empresa i l’oportunitat de dirigir una franquícia de la mateixa, fora de Catalunya. Aquell primer matí sense ell, va ser motiu de converses i mirades dirigides al lloc on ell es seia, i que ara, no més hi havia una  taula i una cadira buides.

I jo no es que em sentís sol del tot, perquè en arribar a casa sempre tenia l’oportunitat de parlar amb ell per internet. Vam quedar així quan marxà a França a treballar a las noves oficines que l’empresa obrí en aquells indrets i que ell dirigiria com màxim responsable. Però en els tres anys que havien treballat junts, sempre m’he preguntat si podia haver fet alguna cosa més per aprofundir en la nostre amistat i conèixer-nos fora de l’entorn laboral.

Encara recordo quan i on m’ho va dir; va ser a la sortida del treball dintre del ascensor. Sigue leyendo

¿Qué te pasa?

Me acomodé en el sofá con una cerveza en la mano y agotado después de un duro día de trabajo. Frente a mí, una presentadora de informativos con unos grandes pechos, me explicaba por enésima vez la situación política del país. Que si éste está imputado, que si el otro no está de acuerdo con las medidas económicas del actual gobierno, etc. Y yo, en modo “encefalograma plano” dejaba mi mirada perdida sobre la pantalla luminosa del televisor, sin prestar apenas atención. Sigue leyendo