La novela romántica de ayer y de hoy

cn_image_size_fifty-shades-of-grey105088827Esta comunicación se propone, en primer lugar, establecer relaciones entre la novela rosa de Corín Tellado durante la década de los 60’ en España y un modelo de novela sentimental actual; Cincuenta sombras de Grey. En segundo lugar, planteará si el modelo narrativo actual ofrece un modelo femenino verdaderamente actualizado o si este sigue siendo nocivo para las lectoras.

Este primer modelo narrativo está vinculado a la posguerra española y, al haber sido estudiado a fondo, se le atribuyen unos objetivos sociológicos concretos. Las lectoras se veían invadidas por un romance sustentado en una relación de desigualdad, donde el protagonista masculino –misterioso, rudo y serio- está dotado de más experiencia vital y sexual que ella, y por lo tanto, tiene el deber de protegerla, de educarla y de introducirla en el amor físico.  La protagonista femenina -delicada, frágil, sensible, supeditada al amparo masculino y anhelante de ser rescatada- colma al héroe de cuidados maternales y responde a sus enseñanzas amatorias introduciéndole en la gestión de sus emociones, ya que el protagonista masculino no es más que un adolescente o un niño desde el punto de vista emocional.

A través de estos arquetipos, Andrés Amorós demuestra que la novela consigue proyectar los sueños de las lectoras, ya que estas se encuentran con una visión idealizada de sí mismas, se identifican con la protagonista y sufren con ella, hecho que provoca que su espíritu crítico quede adormecido. Peinado Rodríguez y Anta Félez defienden que, a través de este modelo narrativo, la lectora sentía que adquiría un espacio propio. Teniendo en cuenta que se trata de publicaciones de posguerra, momento en el que el matrimonio era la única aspiración digna de toda mujer, no es de extrañar que se le diera un tono femenino para que ella creyera que algo le pertenecía. Según Francisca López, esta lectura también “aporta una serie de fantasías a las que la mujer se acogía para olvidar una existencia carente de sorpresas.”Sin embargo, ¿están realmente superados estos arquetipos viciados de la novela sentimental de posguerra?

Sigue leyendo

Anuncios