El novato

descarga (2)Él saboreaba una taza de café, mientras seguía mirando las instrucciones que se desparramaban desordenadas sobre el banco de trabajo. Nada de lo que ponía en aquellos papeles parecía tener sentido y solo la cafeína estaba donde tenía que estar.
Se rascaba su espesa barba canosa incrédulo. No podía creer que no fuera capaz de montar aquello para lo que había sido contratado y eso que a fe no le ganaba nadie. Era impensable, cuando salió de la academia como uno de los primeros de su promoción y le ofrecieron hacer aquellas prácticas, que no consiguiera siquiera dar el primer paso.
¡Joder! ¡Era Dios y había sacado un sobresaliente en creación de mundos! ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué no era capaz? Sigue leyendo

Anuncios

LA MÚSICA

LA MÚSICA

Por Daniel Lerma Vilanova

Me llamo Luís y soy periodista-reportero en el paro. El periódico para el que trabajaba hizo reducción de plantilla y aquí estoy con mi cámara fotográfica de bolsillo RX de Sony en la calle, buscando la fotografía y noticias de interés.

He enviado multitud de currículums a periódicos, revistas y medios de comunicación, pero de momento, no he recibido contestación ninguna.

Mientras espero alguna oferta de trabajo, me he hecho autónomo y he decidido hacer reportajes urbanos, con la intención de venderlos después a alguna revista o periódicos. Cada día recorro las calles de Barcelona en busca del gran reportaje, ¡ese! que me haga creer en mi profesión y convencerme de que no he perdido el tiempo estudiando lo que más me gusta; el periodismo. Sigue leyendo

NOVATO

N O V A T O

Por Daniel Lerma Vilanova
A Einstein se le atribuyen frases muy ingeniosas e inteligentes una de ellas fue: <<Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo; y no estoy seguro de lo segundo>>.

Sigo con Einstein y su famosa teoría de la relatividad. Ésta alteró nuestra manera de concebir el espacio, la energía, el tiempo y tuvo incluso repercusiones filosóficas, eliminando la posibilidad de un espacio/tiempo absoluto en el universo.

Con la teoría de la relatividad especial, y copio texto de su biografía, la humanidad entendió que, lo que hasta ahora había dado por sentado, que era una constante, el tiempo, era en realidad una variable y no sólo eso, sino que el espacio también lo era y que ambos dependían, en una nueva conjunción espacio-tiempo, de la velocidad.

Lo más importante es entender como el tiempo depende en realidad del movimiento, de la velocidad. Eso fue, lo que lo cambió todo. Sigue leyendo

¡Vaya con el siete!

BRUJA

 

Por: Daniel Lerma Vilanova

 

Quien me iba a decir a mí, que el encuentro con aquella vidente daría un vuelco radical a mi vida ¿cómo fue posible eso? Yo era una persona que no creía en brujas, videntes y en toda esa clase de gente.

Las consideraba poco menos que parásitos, que vivían a costa de una sociedad marcada y necesitada por saber sobre su futuro más inmediato. Y ese tipo de personas, las embaucaban y les hacían creer que su magia les resolvería todos los problemas relacionados con la vida. El amor, la salud, y el dinero. Todo, absolutamente todo, quedaría resuelto, si hacían lo que ellas le decían. De paso y a cambio de ese servicio les sacaban un buen dinerito.

Yo, que era y me consideraba una persona con una mentalidad racional y que solía aplicar la lógica en todos los aspectos de mi vida, me vi envuelto e influenciado por aquella misteriosa persona y acabé analizando todo, bajo la perspectiva esotérica a la cual me indujo aquella vidente.

Y aquí comienza mi historia. Mi querida hermana Esperanza me pidió que la acompañara a visitar a una vidente, que se llamaba Clara, cuya consulta la tenía en una localidad situada a unos kilómetros de Barcelona, llamada Tiana. Sigue leyendo

Puertas abiertas

 

 

El ruido te sobresaltó. No habías visto los inútiles esfuerzos del joven sudamericano por evitar que la bandeja se deslizase de sus manos derramando un café sobre una señora, los platos, vasos y tazas que servía haciéndose pedazos contra el brillante suelo.

El sueño llevaba dos días peleando contra tus pupilas y al final, en aquella incómoda butaca de la terminal, se abalanzó sobre tus pestañas, cerrándolas. Deslizó tu cuerpo para que la espalda tuviese apoyo sobre el corto respaldo y dejó caer tu cabeza hacia un lado, estiró tus piernas, relajó tu mandíbula dejando entreabierta la boca. Un hilo de saliva asomaba cuando despertaste. Al abrir los ojos, un vaso rodaba dejando un reguero de zumo de naranja. Se detuvo vacío junto a tu bolsa de viaje. Sigue leyendo

El vell sàtir

el vell sàtirDes de la meva finestra estant el veia: segur d’ell mateix, el seu caminar ostentós, el cap aixecat amb gallardia, les seves maneres prepotents denotaven el que era. Vivia al carrer, i havia après a sobreviure de una manera extraordinària. Valent i caut alhora, tothom el respectava. El seus ulls penetrants i dolços sense mesura, i els seus bigotis erectes i masculins acabaven d’arrodonir tot el seu carisma i personalitat. Sigue leyendo